Icono del sitio World Business Training

¿Cómo se integra el MOI? Comparación contable vs fiscal

El Monto Original de la Inversión (MOI) es la cantidad a partir de la cual los contribuyentes podrán deducir las inversiones adquiridas. Para 2022 el legislador realizó ciertos cambios al MOI que, si bien no afectan de fondo, aclaran qué conceptos deben integrar esta cantidad.

Emplazamiento, instalación y entrega integran el MOI

El MOI se define en el segundo párrafo del Artículo 31 de la Ley del Impuesto sobre la Renta (LISR). Hasta antes del 2022, este monto se integra por:

No obstante, desde el 2022, se adicionan los siguientes conceptos de forma explícita a la redacción del citado párrafo:

Este último rubro extiende los conceptos que puedan incluirse en el MOI, por ejemplo, capacitaciones a operadores, gastos por periodos de prueba, entre otros. De hecho, según con la Exposición de Motivos, el aclarar los conceptos que integran el MOI es parte del motivo por el cual se hizo esta reforma.

MOI de activos fijos de acuerdo con las NIF
De acuerdo con las Normas de Información Financiera de 2022 (NIF) C-6, párrafo 44.2.1.1, el costo de adquisición de un componente debe comprender:

Nótese que el “MOI contable”, a diferencia del MOI fiscal, incluye los montos contemplados en el inciso c), es decir, la estimación inicial de los costos relacionados con una obligación asociada con el retiro del componente.

Por su parte, el párrafo 44.2.2.1 señala que son ejemplos de costos directamente atribuibles señalados en el inciso b), los siguientes:

En contraste, el párrafo 44.2.4.1 indica las erogaciones que no conforman el componente:

Salir de la versión móvil