Si tributo en RESICO ¿Debo llevar contabilidad?

Una de las grandes novedades de la Iniciativa de Reforma Fiscal para 2022 es la incorporación de un nuevo régimen de facilidades para las persona físicas denominado “Régimen Simplificado de Confianza” (RESICO), el cual busca simplificar el pago de impuestos y la administración de estos contribuyentes, configurándose como un régimen de impuesto sobre ingreso bruto, sin deducciones, pero con tasa progresiva máxima de 2.5%.

Uno de los beneficios de este régimen que ha publicitado es que tiene la ventaja que no requiere llevar contabilidad, lo cual no es del todo correcto, y a continuación se explica la razón.

Obligaciones
En este régimen se prevén las siguientes obligaciones:

  • Inscribirse en el RFC
  • Contar con e.firma y Buzón Tributario
  • Emitir CFDI por todos los ingresos
  • Conservar CFDI de las deducciones. Esta obligación llama la atención, siendo que el régimen no contempla deducciones; sin embargo, puede tener sentido considerando los requisitos para el acreditamiento del IVA.
  • Expedir y entregar CFDI a los clientes
  • Expedir CFDI global cuando el cliente no solicite factura. Se establece la limitante de que este comprobante sólo puede ser cancelado en el mismo mes en el que se emite, lo cual es excesivo, injustificado y ajeno a la práctica y flujos de administración. No es claro que la autoridad pueda controlar o restringir esto.
  • Retener y enterar el ISR sore salarios
  • Realizar pagos provisionales mensuales
  • Presentar declaración anual

También estos contribuyentes deben cumplir con lo siguiente:

  • Encontrarse activos en el RFC
  • En el caso de reanudación de actividades, que en el ejercicio inmediato anterior los ingresos amparados en comprobantes fiscales digitales por Internet no hayan excedido de 3.5 MDP
  • Estar al corriente en el cumplimiento de obligaciones
  • No encontrarse en el listado de contribuyentes del Artículo 69-B del CFF

Contabilidad
Como puede advertirse del listado de obligaciones y requisitos enlistados en el apartado anterior, en este régimen no es obligatorio llevar contabilidad, ni tampoco está sujeto a la utilización de la plataforma “Mis Cuentas” del SAT.

No obstante, para los contribuyentes que tributen en este régimen y que a su vez sean causantes del Impuesto al Valor Agregado (IVA), la obligación de llevar contabilidad sigue estando presente en la Ley del IVA, por lo que este requisito se tendría que cumplir e, inclusive, se tendría que enviar mensualmente la contabilidad al Servicio de Administración Tributaria (SAT), salvo que mediante reglas generales se emitiera alguna facilidad en este sentido.

Determinación del IVA a cargo
Adicional a lo anterior, si bien el cálculo de ISR es sumamente sencillo en este nuevo régimen, pues sólo se multiplica la tasa del impuesto por el total de ingresos cobrados en el período, para el caso del IVA el procedimiento no se simplifica, por lo que estos contribuyentes deben determinar el impuesto calculando el IVA causado y el IVA acreditable, con la obligación de cumplir los requisitos para tales efectos.

Mismo caso será para otros impuestos como el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), y otros, en los que se deberán seguir cumpliendo los requisitos de registro contable y otras formalidades administrativas.

Comentarios finales
Por lo anterior, si bien en régimen con estas características es de beneficio para muchos contribuyentes, y sí tiene un componente importante de simplificación, lo cierto es que, para otros impuestos, las obligaciones y requisitos continúan siendo los mismos.

En materia de contabilidad, esta se debe seguir llevando y cumpliendo con su entrega periódica al SAT, salvo que durante el proceso legislativo o mediante reglas de carácter general se establezca alguna facilidad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.