Rechaza SAT ilegalmente el ofrecimiento de la negociación como medio de garantía

La garantía del interés fiscal es el medio por el cual los contribuyentes aseguran el pago de las contribuciones a su cargo por los créditos fiscales determinados y suspenden el inicio de las actividades de cobro por parte del fisco federal, cuando -entre otros casos- se interpone un medio de defensa en contra de dichos créditos fiscales o se elija el pago a plazos de las contribuciones adeudadas.

Este ofrecimiento se debe realizar dentro de los 30 días hábiles siguientes a aquél en que surta efectos la notificación del crédito fiscal sobre el cual se va a garantizar, para lo cual conforme al Artículo 141 del Código Fiscal de la Federación (CFF) se puede ofrecer:

  1. depósito en dinero, carta de crédito
  2. prenda o hipoteca
  3. fianza
  4. obligación solidaria
  5. embargo en la vía administrativa de bienes muebles, inmuebles o la negociación
  6. títulos valor o cartera de crédito

El ofrecimiento de la negociación como medio de garantía del interés fiscal (fracción V) es de los más económicos para la empresa porque, contrario a la adquisición de pólizas de fianzas u otros medios de garantía, el ofrecimiento de la negociación solo cuesta el 2% del crédito fiscal, sin que dicho porcentaje rebase la cantidad de $74,700 pesos según lo dispone el Artículo 150, tercer párrafo del CFF.

Efectivamente, el embargo en la vía administrativa consistente en la negociación resulta ser una vía menos onerosa para el contribuyente que busca evitar el cobro de los adeudos fiscales que tenga, dado que no es necesario hipotecar bienes inmuebles, dar en prenda activos de la empresa o pagar a una afianzadora para la emisión de una póliza.

Además, es un medio de garantía transparente pues si el contribuyente llegara a perder su medio de defensa o incumplir con el pago en parcialidades el fisco se puede quedar con toda la empresa; no hay otro medio de garantía con ese alcance y beneficio para el fisco.

Sin embargo, algunas administraciones de recaudación del SAT (amparándose en una absurda lectura de la ley) niegan el ofrecimiento de la negociación como garantía del interés fiscal; alegando que dicha modalidad fue derogada mediante la reforma realizada al CFF, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 8 de diciembre de 2020.

La reforma a la fracción V del artículo 141 del CFF, limitó el embargo de la vía administrativa para excluir el ofrecimiento de bienes muebles intangibles y los bienes inmuebles que sean predios rústicos. Lo anterior porque el legislador -según la exposición de motivos de dicha reforma- consideró que los bienes intangibles son de difícil avalúo y cobro, y la posterior venta de los predios rústicos resultaba complicada e impedía lograr la recaudación deseada.

Se transcribe la fracción de interés para mejor comprensión:

Artículo 141. Los contribuyentes podrán garantizar el interés fiscal, cuando se actualice alguno de los supuestos previstos en los artículos 74 y 142 de este Código, en alguna de las formas siguientes:

V. Embargo en la vía administrativa de bienes muebles tangibles e inmuebles, excepto predios rústicos, así como negociaciones.

En ningún momento se eliminó la posibilidad de ofrecer la negociación (la empresa en su conjunto). La exclusión que se realizó en dicha fracción fue únicamente para los predios rústicos respecto al género de bienes inmuebles, lo cual no afecta a las negociaciones dado que estas no forman parte de dicho género.

Además, los artículos 77, 85 y 86 del Reglamento del CFF vigente siguen regulando el procedimiento para ofrecer la negociación como garantía. Si el legislador hubiera querido eliminar el ofrecimiento de la negociación como medio para garantizar el interés fiscal hubiera reformado el reglamento, lo cual no sucedió, lo que confirma lo errado del criterio de las administraciones de Recaudación.

Esta situación es todavía más preocupante ya que el Anexo 1-A de la Primera Resolución de Modificaciones a la Resolución Miscelánea Fiscal para 2021 publicada en el DOF en fecha 10 de mayo de 2021, la cual es la más reciente y publicada posterior a la reforma que alega el SAT continúa previendo el ofrecimiento de la negociación como un medio para garantizar el interés fiscal y señala los requisitos para lograrlo.

De esa forma, es incongruente que la Jefa del SAT quien es quien emite dicha Resolución Miscelánea y sus Anexos reconozca (en la RMF 2021) la posibilidad de garantizar mediante la negociación, mientras que las administraciones desconcentradas (subordinadas a la Jefatura del SAT) no la aceptan.

Amén de dar una lectura ilegal al precepto, las Administraciones de Recaudación muestran una falta absoluta de sensibilidad a las actuales circunstancias económicas ya que las empresas -aún perjudicadas por los efectos de la actual pandemia- en ocasiones no tienen con que garantizar más que ofreciendo la totalidad de su negocio (la negociación); acudiendo a absurdos criterios para rechazar medios de garantía que por alguna razón no son de su agrado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.