Despenalización federal del cannabis en EUA: ¿Qué tratamiento fiscal proponen?

El 14 de julio de 2021, Chuck Schumer, Líder de la Mayoría del Senado, y otros senadores estadounidenses del ala demócrata, anuncian un proyecto de ley en torno a la legalización federal del cannabis en Estados Unidos de América (EUA).

El borrador del proyecto titulado “Cannabis Administration and Opportunity Act” (Ley de Oportunidades y Administración de Cannabis) formula una serie de cambios entre los que destaca el posible marco tributario de los proveedores de productos cannábicos y el uso de la recaudación para financiar programas que beneficien a individuos desaventajados y los afectados por la War on drugs (Guerra contra las drogas). Asimismo, lo recaudado sería utilizado para apoyar a investigaciones en materia de salud pública y seguridad.

¿Cómo se propone legalizar el Cannabis?
En términos generales, el proyecto propone que el cannabis no sea considerado como una sustancia controlada y en vez sea incluida como parte de la Ley Federal de Alimentos, Farmacéuticos y Cosméticos (Federal Food, Drug and Cosmetic Act), en donde se establecen los requisitos para alimentos, suplementos alimenticios, farmacéuticos, aparatos, cosméticos y otras sustancias como el tabaco.

La responsabilidad sobre el cannabis pasaría de la DEA (Administración de Control de Drogas, por sus siglas en inglés) a los siguientes organismos:

  • FDA (Administración de Control de Medicamentos y Alimentos, por sus siglas en inglés), como parte del Departamento de Salud y Servicios Humanos
  • TTB (Agencia de Impuestos y Comercio de Alcohol y Tabaco, por sus siglas en inglés), como parte del Departamento de Tesoro
  • ATF (Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos, por sus siglas en inglés), como parte del Departamento de Justicia.

El proyecto propone que la TTB sea la autoridad competente en materia fiscal y que efectué labores de comprobación y vigilancia.

Propuestas de carácter fiscal
Actualmente en EUA los negocios relacionados al cannabis son sujetos de impuesto sobre la renta y algunos impuestos estatales sobre el consumo específico (también conocidos como excise taxes, similar al IEPS en México). No obstante, los productos cannábicos no son objeto de ningún excise tax federal.

En ese sentido, el proyecto propone implementar un excise tax federal con una tasa general del 10% a partir de que la propuesta entre en vigor y hasta el año calendario siguiente. Una vez pasado este periodo, la tasa incrementará anualmente a 15%, 20% y 25% en los años subsecuentes. A partir del quinto año en adelante, el impuesto será causado de la siguiente forma:

  • Aplicando una tarifa por onza en el caso de la venta de la flor de cannabis.
  • Aplicando una tarifa por miligramo de grado de THC en el caso de cualquier extracto de cannabis.

La tarifa será determinada por la Secretaría del Tesoro y se propone que sea el equivalente al 25% del precio prevalente en el cannabis vendido dentro de EUA durante el año anterior.

Como parte del marco fiscal, se propone una reducción del 50% del impuesto a pagar a los pequeños productores con ingresos menores de 20 millones de dólares anuales. La reducción del impuesto sería por medio de un acreditamiento de impuesto. Por su parte, los productores con ventas mayores a 20 millones de dólares podrán aplicar el acreditamiento por sus primeros 20 millones y el excedente será gravable a la tasa estatuaria.

Por lo tanto, el proyecto propone las siguientes tasas de impuesto durante los primeros cinco años:

Año Tasa estatutaria Tasa aplicable a los primeros 20 millones de dólares de ingresos
Año en que entra en vigor 10% 5%
Año 1 10% 5%
Año 2 15% 7.50%
Año 3 20% 10%
Año 4 25% 12.50%
Año 5 25% 12.50%
En adelante Se establecerá una tarifa basada en cantidad vendida o en miligramo de THC en el caso de otro producto que no sea flor de cannabis.

 

Permisos y operaciones
El proyecto indica que cualquier persona que venda productos derivados del cannabis deberá obtener un permiso del Departamento de Tesoro. Adicionalmente, las personas que produzcan cannabis fiscalizada deberán obtener un permiso por parte del mismo Departamento y registrarse para efectos fiscales. Los productos deberán a su vez registrarse ante la FDA.

En materia de vigilancia, se propone que la la Secretaría del Tesoro esté autorizada para entrar a las instalaciones e inspeccionar los libros y registros de los manufactureros de productos cannábicos, asimismo requerirles su contabilidad y declaraciones fiscales.

En ese sentido, la TTB será reconocida como la principal autoridad federal regulatoria con respecto a los gravámenes de productos cannábicos y prácticas de comercio de empresas cannábicas, incluida:

  • Recaudación de excise tax federal
  • Ejecución de leyes ficales
  • Seguimiento de productos cannábicos.
  • Prohibiciones de competencia desleal y soborno comercial.

Parte de las obligaciones del proyecto implica el registro de los establecimientos ante la FDA. En ese sentido, se propone que los contribuyentes proporcionen a la FDA una lista con los productos cannábicos producidos en cada establecimiento. Se propone que la TTB tenga acceso al registro de la FDA y las listas de productos.

Uso de la recaudación
Se propone que con la recaudación obtenida se financien tres programas distintos:

  • Community Reinvestment Grant Program (Programa de Reinversión a la Comunidad). Su objetivo será financiar entidades sin fines de lucro que provean servicios para individuos adversamente impactados por la Guerra contra las Drogas.
  • Cannabis Opportunity Program (Programa de Oportunidad del Cannabis). Proveerá fondos para los estados y localidades elegibles para fomentar préstamos que asistan a los pequeños negocios en la industria del cannabis que sean propiedad de individuos desaventajados social y económicamente.
  • Equitable Licensing Grant Program (Programa de concesión de licencias equitativas). Proveerá fondos para estados y localidades elegibles para implementar programas de licenciamiento del cannabis para así minimizar las barreras para individuos adversamente afectados por la Guerra contra las Drogas.

Otras medidas del proyecto
Mayormente, el proyecto propone remover todas las penas federales relacionadas con el cannabis. No obstante, permite a los estados prohibir incluso la posesión de la sustancia, asimismo la producción y distribución. Asimismo, se establecerá una amplia investigación federal que siga de cerca desde la conducción bajo los efectos de la droga hasta su impacto en el cerebro.

La edad mínima para adquirir cannabis será de 21 años y se propone que las ventas minoristas no sean mayores a 10 onzas (alrededor de 283.5 gramos) de cannabis o su equivalente en cualquier otro derivado del cannabis.

Análisis del borrador de proyecto
Con información de Politico, el borrador aún no ha sido formalmente introducido y requiere revisión por otros legisladores. Los proponentes del proyecto aceptarán comentarios en cualquier momento hasta el 1ero de septiembre de 2021 por parte de los diversos sectores involucrados, tales como activistas, comerciantes, expertos en salud pública y las fuerzas policiales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.