Hábitos para proteger tu información fiscal y financiera sensible

El Servicio Interno de Rentas (IRS por sus siglas en inglés) recomienda a los contribuyentes a hacer un hábito de cuidar su información fiscal y financiera. Para ello envía un mensaje a sus contribuyentes cuyos puntos más importantes se transcriben a continuación, ya que son de relevancia para todas las personas que traten información personal a través de internet.

Protege tu información personal
Lo primero que recomienda el IRS es que protejas tus datos personales. Específicamente, recomienda que trates tu información personal “como dinero” y que no se lo des a cualquiera. Cualquier cosa como número CLABE, número de tarjetas de crédito, y demás datos pueden ser suficientes para acceder a tus cuentas bancarias y/o abrir nuevas cuentas.

Si tienes que proporcionar estos datos, hazlo solo cuando sea necesario. Si vas a proporcionar información personal o realizar transferencias bancarias, verifica que el sitio esté verificado como confiable y/o como sitio encriptados. Esto se puede ver de esta manera en la barra de dirección de tu navegador:

¡Usa contraseñas fuertes!
El IRS recomienda que establezcas contraseñas y protecciones de encriptación para tus redes inalámbricas. Si el Wi-Fi de tu casa o negocio no está asegurada, permitirá que cualquier computadora alrededor pueda acceder a tus redes y, potencialmente, robar información de dispositivos conectados. Esto es de mayor importancia considerando que muchas personas actualmente trabajan desde su casa, cuyas redes no son tan seguras como las de la oficina.

Si vas a crear una contraseña, ya sea para cuentas personales o para tus redes inalámbricas, puedes hacer lo siguiente:

  • Usa contraseñas que sean frases o una serie de palabras que sean fácil para ti de recomendar.
  • Usa letras, números y caracteres especiales (tales como ¡!¡?_-()/, etc.).
  • Se impredecible y no uses nombres, cumpleaños o palabras comunes.

Por otro lado, ¡no uses una misma contraseña para muchas cuentas y evita compartirlas! Mantén tus contraseñas en un lugar seguro o usa herramientas para administrarlas.

Evita los fraudes phishing
¡La manera más fácil para los criminales de obtener información es preguntar por ella! Mantén segura tu información sensible y:

  • Permanece atento si un email no solicitado te solicita descargar un archivo adjunto o pulsar un URL, aún cuando parezca que viene de un amigo, compañero de trabajo o incluso de profesional de impuestos.
  • No asumas que los anuncios de internet, pantallas emergentes o correos son de compañías respetables. Si un anuncio o oferta parece ser muy buena para ser cierta, toma un momento para verificar la compañía detrás de esto.
  • Nunca descargues un software de “seguridad” recomendado por una ventana emergente. Seguido las ventanas te dicen que han detectado un “virus” y luego te recomiendan descargar un programa para eliminarlo. La descarga seguramente instalará algún tipo de programa malware (virus). Las compañías de seguridad respetables no se promocionan de esta manera.

Si consideras que tienes la información suficiente para distinguir entre un correo falso y uno verdadero, puedes presentar el Phishing Quiz de Google.

Usa software de seguridad
Un programa antivirus debe proveer protección de virus, Troyanos, spyware y adware. El IRS motiva a los profesionales fiscales a usar un antivirus y mantenerlo actualizado para cuidar su información y la de sus clientes. También es recomendable que eduques a las personas con menos experiencia en línea sobre los peligros de páginas, correos y documentos sospechosos.

Mantén archivos de respaldo
Ningún sistema está completamente seguro. Copia archivos importantes (e.firmas, contraseñas, cálculos) en discos duros externos, SB o almacenamiento en la nube. No olvides que cualquier disco externo, DVD, USB o copias en papel debes mantenerlo en un lugar seguro y de acceso restringido.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.