Pemex sufrió “la peor crisis de su historia” en 2020

Petróleos Mexicanos (Pemex) cerró 2020 con una pérdida de 480 mil 966 millones de pesos (MDP), un incremento de 38% con respecto a los resultados observados en 2019, según el reporte financiero enviado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Parte de esos resultados tiene que ver con el desplome de 31% en los ingresos de la petrolera, debido a los efectos de la pandemia del COVID-19, que obligó a reducir drásticamente la demanda de energéticos por el aislamiento social.

“Pemex no fue ajeno a esta situación mundial y enfrentó la peor crisis de su historia”, resaltó la compañía en su comunicado enviado a la BMV. “La combinación inédita de precios bajos del crudo y de productos petrolíferos se sumó a una profunda caída del consumo de combustibles que erosionó los flujos de efectivo de todas las compañías petroleras”.

Contrario a los lineamientos establecidos por el Presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) de no elevar el endeudamiento, Pemex subió su deuda financiera en 13.9%, “debido al incremento en la deuda de corto plazo por uso de líneas de manejo de liquidez, así como a la depreciación en el tipo de cambio”.

La petrolera señaló que, al 31 de diciembre de 2020, el monto total de su deuda, incluyendo intereses, asciende a dos billones 258.7 mil millones de pesos, superior con respecto al déficit reportado un año antes (un billón 983.2 mil millones de pesos).

Aumenta rendimiento neto en 2020

El organismo encabezado por Octavio Romero Oropeza reportó un rendimiento neto de 124 mil MDP en el cuarto trimestre del año pasado, comparado con una pérdida neta de 171.5 mil millones en el mismo periodo de 2019, por la menor importación de productos.

El respaldo oficial resulta infructuoso

Apenas en la semana, Pemex anunció una última aportación de 32 mil millones de pesos en recursos fiscales del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, quien ha hecho de todo para salvar a la paraestatal.

Desde 2018, ya ha inyectado unos 10 mil millones de dólares (209 mil 350 millones de pesos al tipo de cambio actual) para tratar de aliviar las finanzas de la empresa, a la que considera un baluarte de la soberanía nacional.

Adicionalmente, el 5 de octubre pasado anunció un plan de inversión entre sector público y privado por 297 mil MDP en proyectos de infraestructura para reactivar la economía golpeada por la pandemia. Casi un tercio de las inversiones irán a la rehabilitación de instalaciones de Pemex.

Pese a ello, las agencias calificadoras Fitch y Moody’s recortaron en 2020 la nota crediticia de la empresa.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.